Consejos para alquilar tu propiedad

Las pequeñas reparaciones en el alquiler. ¿Quién las paga?

Autor: Marc Ortiga

Alquila tu vivienda con la máxima seguridad

Mejora la rentabilidad, despreocúpate de la gestión y mantén el control
Contactar

Cuando hay un desperfecto en una vivienda de alquiler, es normal preguntarse a quién corresponde el coste de la reparación, por muy pequeña que sea.

¿Debe pagarla el propietario o el inquilino?

En este artículo, analizamos qué dice la legislación al respecto por tal de que conozcas cuándo te corresponde por ley el arreglo de las pequeñas reparaciones.

¿Quién tiene que pagar las reparaciones en un alquiler?

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) es la ley estatal de referencia que regula el alquiler de bienes inmuebles y la relación entre arrendador y arrendatario.

En su artículo 21 aborda las obligaciones de las partes en materia de conservación y mantenimiento del inmueble. De esta manera, la norma diferencia entre:

  1. Reparaciones a cargo del arrendador
  2. Reparaciones a cargo del arrendatario

Reparaciones a cargo del arrendador o propietario

Por una parte, las reparaciones a cargo del arrendador son las “necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido”.

Dicho de otra manera, el propietario está obligado a ocuparse de las obras o reparaciones necesarias con que mantener la habitabilidad del inmueble.

Por ejemplo:

  • Renovar la instalación del agua o el gas
  • Un problema de humedades comunitario

Así pues, el arrendador será el responsable siempre que la causa no sea imputable a un mal uso del arrendatario, que habrá de demostrar que no es el causante.

Podría darse el caso de que el desperfecto lo haya causado la comunidad de propietarios. En tal caso, el propietario deberá asumir el coste y podrá reclamárselo.

Reparaciones a cargo del arrendatario o inquilino

Por otra parte, las reparaciones a cargo del arrendatario son las que “exija el uso ordinario de la vivienda”, es decir, las averías por el uso diario de inmueble.

Por ejemplo:

  • Un roce en la pared
  • Un cristal roto

Estas tareas son necesarias para subsanar aquellas averías de menor carácter que, si bien no afectan a la habitabilidad, si perjudican el estado de conservación.

El problema es que el concepto de pequeñas reparaciones no queda claro y da lugar a múltiples interpretaciones, de ahí que sea motivo de disputa entre las partes.

Sin embargo, gracias a la jurisprudencia española, aquel conjunto de sentencias en la materia, podemos aproximarnos a lo que se entiende por pequeñas reparaciones.

¿Qué son exactamente las pequeñas reparaciones? Las claves

La jurisprudencia española toma en consideración diversos criterios con que identificar una pequeña reparación: son claves el tiempo y el importe de la reparación.

El coste de la reparación

Establece la jurisprudencia que las pequeñas reparaciones son, aproximadamente, de 120€. Si el importe del arreglo es mayor, corresponderá al propietario.

El tiempo transcurrido

El tiempo transcurrido es aquel que ha pasado desde que se detectó la avería. Si se produce pocos días después de la entrada, corresponderá al arrendador.

Esto es así sin importar el importe de la reparación, pues se entiende que el desgaste ocasionado por el inquilino es insuficiente, salvo que haya hecho un mal uso.

Transcurridos los primeros meses, las pequeñas reparaciones irán a cuenta del arrendatario salvo que pueda demostrar que corresponde al propietario.

En conclusión: consejo para gestionar las pequeñas reparaciones

Las pequeñas reparaciones son a menudo un tema controversia entre propietarios e inquilinos, sobre todo por lo abstracto que resulta el concepto.

Como propietario, afecta a la rentabilidad de tu inmueble de alquiler y, además, te obliga a invertir tiempo y dinero en la resolución de la avería.

Si deseas despreocuparte por completo de la gestión, desde bclever reatly nos encargamos de ella para que puedas dedicarte a lo que realmente quieres.

¿Necesitas ayuda?

Envía tu consulta a nuestro equipo de expertos
Enviar consulta

Autor: Marc Ortiga

Fundador y miembro del consejo de bclever realty. Marc defiende que el futuro de los servicios inmobiliarios no pasa por conectar a las personas entre sí, sino por optimizar el resultado de sus operaciones.