Consejos para vender tu propiedad

Nota simple: qué es, cuánto cuesta y cómo conseguirla

Autor: Santiago García

La nota simple es uno de los documentos necesarios en las operaciones inmobiliarias, sobre todo si estamos interesados en comprar una vivienda.

La información que contiene es crucial y está al alcance de cualquier persona, sólo necesitas saber cómo pedirla, siendo posible conseguirla sin coste.

En este artículo, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la nota simple: qué es, cómo interpretarla y cuáles son las vías que tienes para pedirla.

¿Qué es una nota simple?

La nota simple es un resumen de la situación jurídica de la vivienda creado a partir de la información de la que dispone el Registro de la Propiedad.

Salvando las distancias, es el equivalente a la ficha técnica de un vehículo: muestra su identificación única y las características principales, como la marca y el modelo.

Información que contiene la nota simple

Una nota simple reúne esta información:

  • Titularidad: Se refiere a la identificación del propietario del inmueble.

  • Cargas: Son los préstamos o embargos que pesan sobre la vivienda. Si los tiene, pasarán a ser responsabilidad del nuevo propietario si no se cancelan.

  • Descripción: Presenta una descripción de la finca, la superficie útil, la referencia catastral o el porcentaje de participación de la totalidad del edificio.

¿Para qué sirve una nota simple?

La nota simple señala si la vivienda posee un tipo de régimen especial, como protección oficial, quienes son los titulares y las cargas que pesan.

Así pues, sirve para:

  • Conocer si el inmueble posee un régimen especial
  • Consultar las posibles cargas que pesen sobre él
  • Solicitar un préstamo hipotecario
  • Conocer quiénes son los titulares y usufructuarios

Lo más normal es que la pida el comprador, ya que la necesita para tramitar la hipoteca. Si estás vendiendo y la tienes, agilizarás los trámites.      

¿Qué datos necesitas para pedirla?

Cualquiera puede solicitar una nota simple, ahora bien, tendremos que dar un motivo válido que justifique por qué por deseamos esta información.

Algunos motivos de interés legítimo son:

  • Queremos comprar la vivienda en cuestión
  • Verificar que figuramos como propietarios del inmueble
  • Somos los herederos de la finca

Junto con la razón, necesitarás tener cualquiera de los documentos siguientes. Evidentemente, algunos sólo los poseen los propietarios.

  • Identificador Único de Finca Registral: Se trata de un código único e invariable que el Registro de la Propiedad atribuye a esta finca.

  • Datos registrales: Se refiere a los datos con que se ha inscrito la finca en el Registro de la Propiedad, como el tomo, libro o sección.

  • Titular actual: Deberás añadir el nombre completo o parcial del titular o el NIF, aunque para hacerlo necesitarás un certificado electrónico.
  • También bastará con conocer la dirección del inmueble, su número de finca, la referencia catastral o el DNI de quien figura como titular.

Dónde y cómo solicitarla

Puedes solicitar la nota simple en una oficina del Registro de la Propiedad. Necesitarás tu DNI, los datos para ubicar la vivienda y pagar su tramitación.

También puede hacerse online mediante la web del Colegio de Registradores. Sin embargo, el precio será algo mayor que en el caso anterior.

La otra opción es tramitarla a través de una agencia o portal inmobiliario. En este último caso, será más fácil pedirla, pero también más caro.

Pasos para obtenerla

Debes acceder a la web de Registradores de España, pulsar en “solicitar” y aportar alguno de los 4 datos que mencionamos antes. Los recordamos:

  • Identificador Único de Finca Registral
  • Datos registrales
  • Titular actual
  • Dirección del inmueble o referencia catastral

Seguidamente, deberás proporcionar tu información personal e indicar el método de pago. Cuando lo hayas hecho sólo te quedará espera su recepción.

¿Cuánto cuesta la nota simple?

Tarifas y métodos de pago

El método de pago del trámite online en la página del registro será por tarjeta bancaria o Paypal. Si acudimos a la oficina, habrá que pagar con tarjeta.

Factores que afectan al precio

Como todo, el precio dependerá de dónde pidamos la nota simple. Será aproximadamente de 10€ si la solicitas en la web del Registro de la Propiedad.

Será menor, de cerca de 4€, si te personas en una de las oficinas o incluso gratis si la tramitación la lleva a cabo una agencia inmobiliaria que no cobre por ello.

Hay que tener en cuenta que en internet encontrarás muchas otras empresas que se encargan del trámite por ti. Sin embargo, los precios son más elevados.

Interpretación de los datos de la nota simple

Cómo leer y entender la información

Lo primero que vemos, más allá de los datos de la oficina que haya tramitado la nota simple, es el número de finca y el identificador único del inmueble.

A continuación, después de la fecha de expedición, el número de petición y el interés, figura dónde está inscrita, el tipo de finca, su situación y una descripción.

En la segunda mitad del documento encontraremos los titulares, el porcentaje del que son propietarios y los usufructuarios, en el caso de que los haya.

Más allá aparecen las cargas que pesan sobre ella, como un préstamo hipotecario o una deuda con la comunidad de propietarios con la que ha sido gravada.

Aspectos clave a tener en cuenta

La mayoría de los compradores adquieren un inmueble solicitando un préstamo hipotecario. La nota simple contiene información clave al respecto.

En ella ha de figurar el fin de obra, de lo contrario, se considera que está en construcción. Los bancos no conceden hipotecas cuando es así.

¿Qué más debe comprobarse?

Podría haber usufructuarios, personas que tienen derecho a disfrutar de la vivienda y de quienes dependerá que la venta pueda llevarse a cabo.

Un inmueble sólo podrá venderse si se extingue antes el usufructo, lo cual puede suceder o bien con el fallecimiento o bien con la renuncia.

Importancia de la nota simple en transacciones inmobiliarias

Una nota simple actualizada es importante, siendo imprescindible para solicitar una tasación homologada previa a la obtención de la hipoteca.

Para el comprador tiene otro valor agregado, comprobar que la información que le ha trasladado el vendedor o la agencia inmobiliaria es veraz.

Como persona que quiere comprar una vivienda, conocer la situación jurídica de antemano te dará herramientas con las que negociar.

Errores comunes y cómo evitarlos al solicitar una nota simple

El primer error, y quizá el más importante, es entender como válida una nota simple desactualizada. Ante la duda, conviene solicitar una nueva.

Si es la primera vez que nos enfrentamos a este tipo de documento, lo mejor es pedir ayuda a un asesor inmobiliario a fin de evitcar malinterpretaciones.

Sin embargo, el error más frecuente es confiar ciegamente en la palabra de tu contraparte. Con una nota simple podrás contrastar los datos.

Por ejemplo:

  • ¿Los propietarios de la nota simple son los vendedores?
  • ¿Figuran usufructuarios que puedan bloquear la venta?
  • ¿Cuáles son todas las cargas que pesan sobre la vivienda?
  • ¿Se considera que la vivienda todavía está en construcción?

La respuesta a todas estas preguntas puede obtenerse con una fácil y económica gestión, mientras que el precio del desconocimiento es mayor.

Conclusión: maximizando el uso de la nota simple en tus gestiones inmobiliarias

Una nota simple actualizada de la vivienda es imprescindible para comprar o vender una vivienda, pues agiliza el proceso y proporciona valiosa información.

A quien vende le permite entregársela al comprador, haciendo que el tiempo de venta se reduzca y el comprador pueda pedir la tasación oficial antes.

Mire por donde se mire, pedir una nota simple tiene una relación coste beneficio extraordinaria: es la mejor manera de empezar una operación.

En bclever realty estamos a tu disposición sin importar que quieras comprar una vivienda o vender un inmueble. Sólo debes contactar con nosotros.

Santiago García

Sobre el autor

Santiago García

Chief Operating Officer de bclever realty