Consejos para alquilar tu propiedad

Incumplimiento de contrato de alquiler por mascota

Autor: Marc Ortiga

Alquila tu vivienda con la máxima seguridad

Mejora la rentabilidad, despreocúpate de la gestión y mantén el control
Contactar

Las mascotas son uno de los puntos que más dan que hablar a propietarios e inquilinos. ¿Pueden los primeros prohibir a los segundos la tenencia de animales?

En este artículo, analizamos qué dice la legislación al respecto, sobre todo a raíz de la publicación de la Ley de Protección Animal y la de Bienestar Animal.

De esta manera sabrás si se ha producido un incumplimiento de contrato y, de ser así, cómo debes actuar para recuperar la vivienda con arreglo a la norma.

¿Es legal prohibir mascotas en alquiler?

Sí, es legal prohibir las mascotas en un piso de alquiler. Ahora bien, se entenderá que están permitidas si el contrato de arrendamiento no señala lo contrario.

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) no regula esta situación, de modo que como propietario puedes decidir libremente si permitir o prohibir su entrada.

Si te decantas por la segunda opción, debes añadir una cláusula clara y específica: esta es una potestad del arrendador reconocida por el artículo 4 de la LAU.

Los arrendamientos de vivienda se regirán por los pactos, cláusulas y condiciones determinados por la voluntad de las partes, en el marco de lo establecido en el título II de la presente ley y, supletoriamente, por lo dispuesto en el Código Civil

Artículo 4 de la LAU

¿Qué dice la Ley de Protección Animal?

La Ley de Protección Animal considera seres sintientes a las mascotas y, a su vez, miembros de la unidad familiar que deben integrarse en el entorno.

Entonces, ¿es discriminatorio prohibirlas en una vivienda de alquiler? Lo cierto es que ninguna norma regula esta cuestión, ni la Ley de Bienestar Animal.

Por lo tanto, arrendador y arrendatario podrán pactar libremente, aunque corresponderá al primero decidir si prohíbe su entrada por contrato.

¿Es legal prohibir mascotas en edificios?

De acuerdo con la Ley de Propiedad Horizontal, prohibir las mascotas en edificios es ilegal a pesar de que los vecinos o estatutos de la comunidad lo digan.

Ahora bien, el inquilino estará obligado a respetar las normas de convivencia, esto es, velar por el ruido, la salubridad y la convivencia dentro y fuera de casa.

Lo que sí podría regular la junta de vecinos es restringir o limitar utilización del ascensor, el acceso a las zonas comunes u obligar a que se use la correa.

Alternativas a prohibir mascotas

Pedir una fianza contractual

Existen 2 tipos de fianza, la legal y la contractual. La primera es obligatoria, mientras que la segunda es opcional y sirve para responder de posibles desperfectos.

En los contratos de vivienda habitual, el propietario o arrendador puede pedir un máximo de 2 fianzas contractuales, lo que equivale a 2 rentas mensuales.

Si te preocupa alquilar tu vivienda a un inquilino con mascota, siempre cabe la posibilidad de pedir esta fianza adicional que protegerá tu patrimonio.

Contratar un seguro a cargo del inquilino

Son muchos los inquilinos con mascotas conscientes de lo difícil que resulta encontrar una vivienda de alquiler en la que se acepten mascotas de compañía.

Por esta misma razón, algunos de ellos están dispuestos a contratar un seguro que cubra los daños que puedan causar, lo que demuestra su compromiso.

La rotación de un arrendatario de estas características es menor, pues es complejo encontrar un inmueble atractivo que acepte la tenencia de mascotas.

Como propietario, esta es una opción interesante en el caso de que te esté costando alquilar tu vivienda o hayas fijado un precio por encima de mercado.

Según datos de Fotocasa, sólo el 5% de las casas aceptan mascotas, una oferta escasa teniendo en cuenta que más de un cuarto de la población tiene animales.

Cláusula de mascotas en el contrato de alquiler

En el caso de que hayas decidido prohibir la entrada de mascotas, debes añadir una cláusula en el contrato: es una potestad que tienes como arrendador.

Lo establecido en el apartado anterior, los arrendamientos de vivienda se regirán por los pactos, cláusulas y condiciones determinados por la voluntad de las partes, en el marco de lo establecido en el título II de la presente ley y, supletoriamente, por lo dispuesto en el Código Civil

Artículo 4 de la LAU

Es de capital importancia que la cláusula sea clara y específica. Cuanto más ambigua sea, más difícil será finalizar el contrato si se produce un incumplimiento.

He aquí un modelo de cláusula:

La arrendataria será responsable por los daños y perjuicios causados como consecuencia de las actividades desarrolladas por quienes vivan o usen la finca, así como por el funcionamiento de las instalaciones de la vivienda. No se aceptan mascotas.

Incumplimiento del contrato por mascota

El inquilino no respeta las normas de convivencia

Que no se respeten las normas de convivencia es motivo suficiente para finalizar el contrato, a pesar de que esté permitida la tenencia de mascotas.

Sin embargo, ello se ha de demostrar fehacientemente, es decir, el propietario debe disponer de pruebas que demuestren que no se están respetando.

El inquilino tiene mascotas e incumple el contrato

Si tu inquilino tiene mascotas y el contrato lo prohíbe explícitamente, se trata de un incumplimiento y puedes finalizarlo según el artículo 27 de la LAU:

El incumplimiento por cualquiera de las partes de las obligaciones resultantes del contrato dará derecho a la parte que hubiere cumplido las suyas a exigir el cumplimiento de la obligación o a promover la resolución del contrato.

Artículo 27 de la LAU

El inquilino tiene animales, pero respeta el contrato y la convivencia

Si tu inquilino tiene mascotas, el contrato no lo prohíbe y se respetan normas la convivencia, se entiende que está permitido: no hay incumplimiento.

En conclusión: ¿existe incumplimiento de contrato?

En definitiva, para que exista incumplimiento de contrato por tenencia de mascotas ha de existir dicha cláusula en el documento de arrendamiento.

Como propietario, tienes el derecho de incluirla, ahora bien, te proponemos que en primer lugar valores las alternativas que existen y sus ventajas.

Por encima de todo te recomendamos buscar un inquilino solvente y de buen trato, algo a lo que te ayudamos con nuestro servicio de alquiler.

¿Necesitas ayuda?

Envía tu consulta a nuestro equipo de expertos
Enviar consulta

Autor: Marc Ortiga

Fundador y miembro del consejo de bclever realty. Marc defiende que el futuro de los servicios inmobiliarios no pasa por conectar a las personas entre sí, sino por optimizar el resultado de sus operaciones.