Consejos para vender tu propiedad

Estrategias para negociar el precio de una vivienda

Autor: Marc Ortiga
Estrategias para negociar el precio de una vivienda

Calcula el valor de tu vivienda

Tasación online gratuita en sólo 3 minutos
Valorar mi inmueble

A pesar de que existen muchas estrategias para negociar el precio de una vivienda, lo más importante es saber qué estás haciendo y para qué.

La negociación en la venta de un inmueble determina el éxito o fracaso de la operación, entrando en juego detalles a menudo ignorados.

Si quieres vender, adoptar una mala estrategia devaluará tu vivienda, provocando que se considere un artículo de descuento y se venda mal y tarde.

Si quieres comprar una casa, debes analizar el mercado y aprender a leer las señales que revela el vendedor a lo largo de proceso de compra.

En este artículo, analizamos los factores que debes conocer para negociar el precio de una vivienda, sobre todo si quieres vender por el máximo.

¿Por qué es importante una buena negociación en la venta de tu vivienda?

La negociación son aquellos elementos que distancian a cualquier propietario entre vender su inmueble por el máximo a venderlo mal y tarde.

Una buena experiencia de compra consigue que los interesados se conviertan en compradores por el precio de venta propuesto y en poco tiempo.

Por esta razón, necesitas a un profesional que negocies en tu lugar y posea herramientas para defender el precio de tu casa con solidez.

Adoptar un enfoque equivocado devaluará tu casa, un estigma del que sólo podrá recuperarse con el paso el tiempo y la renovación de los compradores.

Preparación de tu vivienda para la venta

Lo cierto es que muy pocas personas son capaces de ver el potencial de una casa personalizada según los gustos de sus actuales propietarios.

La consecuencia es que los interesados no perciben el valor del inmueble, de ahí que sea tan importante despersonalizarlo antes de comercializarlo.

Por tanto, retira los objetos personales, así adelantarás trabajo y tu comprador podrá comprobar el estado de la casa y su capacidad de almacenamiento.

De la misma manera evita decorar tu casa, pues tu comprador percibirá que te has tomado demasiadas molestias para convencerlo del precio.

Mejoras clave para aumentar el valor

Despersonaliza

Como veíamos, retira fotografías, recuerdos y decoración. Tu casa debe proyectar un ambiente neutro para que el comprador pueda visualizarse en ella.

De esta manera, conseguirás que tus visitantes, en lugar de recorrer la casa enmudecidos, hablen de dónde y cómo colocarían sus pertenencias.

Mantén

Es importante que repares los desperfectos. Si no deseas hacerlo, solicita un presupuesto de reparación sellado por una empresa.

Esto conseguirá que tu cliente cambie de parecer en la visita, pasando de “me interesa, pero hay que invertir mucho dinero” a “vale, me interesa”.

Sanea

El objetivo de limpiar no es exhibir el gran trabajo que has hecho, sino comunicar indirectamente que has cuidado y mantenido el inmueble.

Es más importante de lo que parece, pues si lo que se ve está en buenas condiciones, tu comprador pensará que también lo está lo que no se ve.

Establecer un precio de venta competitivo

El precio de venta que establezcas determinará en gran medida el éxito de la operación. Es el punto en la que más errores se cometen.

El apego de un propietario hacia su vivienda, sobre todo si ha sido su hogar, puede conducirle a equívoco sobrestimando su valor de mercado.

Esto suele aprovecharse por algunos agentes que tratan de captar presentando una tasación gratuita en sintonía con dichas expectativas.

He aquí el error.

Cuando tu inmueble se publica en los portales inmobiliarios y apenas despierta un interés real, te invitarán a rebajar el precio dada la respuesta.

Entonces, aparecerá con la etiqueta “ha bajado de precio”, devaluándose en el mercado y atrayendo a compradores con afán de regatear.

El resultado es que la venta se eterniza y el precio de venta que deseabas acaba alejándose demasiado del que te propusieron en la tasación.

Estrategias fundamentales para negociar la compra de una vivienda

Negociar es lo que te acerca a conseguir el mejor resultado posible en la operación. Sin embargo, solemos confundir la negociación con un tira y afloja.

La negociación es un procedimiento en el que dos o más personas con intereses comunes procuran llegar a un acuerdo beneficioso para ambos.

En tanto que cada parte tiene sus propios necesidades y deseos, más información y mejor negociará quien antes conozca los de su contraparte.

Ahora bien, una negociación inmobiliaria se gana en la preparación. Sin preparación, te limitarás a reaccionar a cuanto tenga que decir el vendedor.

Así, es crucial analizar el inmueble y la situación del propietario. Conocer la respuesta a las preguntas siguientes facilitará que tengas con qué negociar.

  • ¿El vendedor necesita vender urgentemente?
  • ¿Cuánto tiempo lleva el inmueble a la venta?
  • ¿Cuál es la razón por la que quiere venderlo?

Lo más probable es que te falte información a la hora de negociar. En ese caso, debes leer el lenguaje de sus señales, esto es, qué dice y cómo lo dice.

Aquellos vendedores que se muestran abiertos a recibir ofertas están manifestando su necesidad por vender y de hacerlo lo más pronto posible.

El papel de tu agente inmobiliario en la negociación para vender tu casa

Cómo te representamos en las negociaciones

Conectar o llegar a los posibles compradores de tu vivienda es muy fácil: basta con que publiques un anuncio en uno de los principales portales.

Aquello que te separa de conseguir el mejor resultado es la persuasión y la negociación, las dos claves omnipresentes en el proceso.

La persuasión se encargará de convencer del valor de tu vivienda, mientras que la negociación cerrará la operación rápido y por el máximo.

Eso es precisamente lo que te ofrecemos en bclever realty. Nuestra misión es ponernos de tu parte para que consigas el mejor resultado en la venta.

[divi_library_layout id=”3773″]

Técnicas de negociación basadas en la experiencia

Cualquier vendedor ha de entender que, si se muestra abierto a recibir ofertas por su vivienda, está reconociendo que el precio inicial era un farol.

Una oferta está formada por más variables que el precio. Por ejemplo, la fecha de entrega del inmueble, el mobiliario o el importe del contrato de arras.

He aquí algunas de ellas:

  • El pago del Impuesto de Bienes Inmuebles
  • La reparación de los desperfectos de la vivienda
  • Una plaza de aparcamiento
  • El traspaso de titularidad de los suministros

Si los compradores insisten en negociar el precio y aparte de acceder, cedes con facilidad y rápido, es probable que pidan un descuento mayor.

Por lo tanto, defender tu precio supone jugar con las variables existentes. Cuantas más hayas identificado, más fácil será que protejas el precio.

Tácticas de comunicación para maximizar el valor

Son muchos los agentes inmobiliarios y vendedores que caen en el error de presionar a los compradores, tratando de crear escasez y sentido de urgencia.

La frase “hay una parejita interesada” se utiliza a fin de que los compradores tomen una decisión rápidamente, dejándose llevar por la emoción.

La compra de una vivienda es de alta implicación, dicho de otro modo, es importante, poco frecuente y el riesgo percibido en la operación es alto.

Meter prisa a los compradores puede provocar una reserva impulsiva de la que se arrepentirán después, cuando analicen con calma la decisión.

En lugar presionar a los interesados, filtra a los interesados maduros que están preparados para comprar y reúnen las condiciones para hacerlo.

De esta manera, venderás más rápido y mejor haciendo menos visitas: una realidad que choca con la imagen que solemos tener de la compraventa.

¿Cuándo aceptar o rechazar una oferta?

Si muestras tu disposición a escuchar ofertas, evidenciarás que necesitas vender rápido, una situación de la que se aprovecharán los compradores.

El precio de venta es el resultado de un análisis. Si tú no lo respetas, lo cual supone defender tus intereses, menos lo harán los interesados.

Esto no significa que no puedas aceptar una oferta, pero debe ser de un comprador debidamente filtrado y jamás al inicio del proceso de venta.

¿Cuándo puedes negociar realmente en la venta de una casa?

Tu agente inmobiliario, haciendo gala de sus competencias de negociador, conocerá el lenguaje y las señales de los compradores y cómo interpretarlas.

Así, presta especial atención a las palabras de los interesados, desde el qué al cómo, y las utiliza en tu favor para que consigas el mejor resultado en la venta.

Por ejemplo, si el inmueble lleva tiempo en el mercado o ha sufrido varios cambios de precio a lo largo del tiempo, el vendedor puede que esté cansado.

A esta conclusión podría llegarse leyendo el lenguaje de sus señales. Si además ha mostrado debilidad, es muy probable que acepte una oferta.

La venta de una casa puede ser un proceso agotador, sobre todo si se alarga en el tiempo. Quien tiene información, tiene poder de negociación.

Conclusión: tu aliado en la venta de viviendas de Reus y Tarragona

En bclever realty combinamos nuestra experiencia como agentes inmobiliarios especialistas en Reus y Tarragona con habilidades de negociación.

Sabemos que defender tus intereses significa ir más allá de lo mínimamente exigible, por ello, nos aliamos contigo para que consigas el mejor resultado.

¿Necesitas ayuda?

Envía tu consulta a nuestro equipo de expertos
Enviar consulta

Autor: Marc Ortiga

Fundador y miembro del consejo de bclever realty. Marc defiende que el futuro de los servicios inmobiliarios no pasa por conectar a las personas entre sí, sino por optimizar el resultado de sus operaciones.