Consejos para alquilar tu propiedad

¿Es obligatorio registrar un contrato de alquiler?

Autor: Marc Ortiga

Alquila tu vivienda con la máxima seguridad

Mejora la rentabilidad, despreocúpate de la gestión y mantén el control
Contactar

Si has alquilado tu vivienda, es normal que te preguntes si es obligatorio registrar el contrato de alquiler. ¿Qué ventajas tiene completar este trámite?

En este artículo, analizamos la obligatoriedad de registrar el contrato, cuándo y cómo debe hacerse y las ventajas y desventajas que supone a las partes.

Qué significa registrar un contrato de alquiler de vivienda

Un contrato de alquiler es un documento privado que adquiere carácter público cuando se inscribe en el Registro de la Propiedad, un organismo estatal.

En él sólo pueden inscribirse las escrituras públicas, conque hay que acudir al notario para que eleve el contrato a público y, entonces, se pueda registrar.

Por lo tanto, no bastará con que las partes -el arrendador y el arrendatario- firmen un contrato privado, deberán consentir que se registre el documento.

De esta manera, cualquiera podrá comprobar que en la vivienda hay un inquilino mediante una nota simple, un resumen la información del registro.

¿Es obligatorio registrar el contrato de arrendamiento?

No, en España no es obligatorio registrar un contrato de alquiler de vivienda, sin embargo, es positivo tanto para el propietario como para el inquilino.

Lo cierto es que la mayoría de los contratos no se registran, pero hacerlo añade una capa de protección jurídica que alcanza al propietario y al inquilino.

Esta es sólo una de las obligaciones que contraen los propietarios, como presentar el contrato y fianza legal en el organismo autonómico que corresponda.

Ventajas de registrar el contrato

Ventajas para el arrendatario o inquilino

  • Gracias a la intervención del notario, el inquilino constata que el propietario es realmente el titular del inmueble que figura en el contrato.

  • El inquilino podrá ejercer el derecho de adquisición preferente -salvo que haya renunciado a él- si el propietario decide vender el inmueble.

  • En el caso de que el arrendador venda la vivienda, el nuevo propietario estará obligado a respetar las condiciones pactadas con el anterior.

  • Contrastar que las cláusulas presentes en el contrato se encuentran dentro de los límites fijados por la ley y, por lo tanto, no son abusivas.

Ventajas para el arrendador o propietario

La inscripción o registro del contrato facilita que puedas acogerte a un procedimiento simplificado con el que recuperar la vivienda si no te pagan la renta.

Funciona así: si tu inquilino no contesta al requerimiento notarial en un plazo de diez días, la vivienda se te devolverá sin que necesites obtener sentencia.

Requisito para registrar el contrato de alquiler

El requisito principal es que el contrato se eleve a escritura pública, luego habrá que acudir a una notaría para que así sea partiendo del documento privado.

Cuánto cuesta registrar un contrato de alquiler

Registrar un contrato de alquiler supone pagar los aranceles del notario, que se reducen un 25% si el contrato se inscribe en el Registro de la Propiedad.

El coste, que oscila entre los 150 y 300€, incluye el trámite de notaría y registro. Ambas partes podrán pactar cómo asumir el coste, la ley no dice nada al respecto.

En conclusión: ¿vale la pena registrar el contrato?

En definitiva, si bien es opcional registrar un contrato de alquiler, es una práctica recomendable para aquellos propietarios que deseen más seguridad.

En tanto que el arrendador y el arrendatario deben consentir el registro, el grado de compromiso e interés que manifiestan en su relación es mayor.

En cualquier caso, tanto o más importante será elegir a un inquilino solvente y de buen trato, aquello a lo que te ayudamos con nuestro servicio de alquiler.

¿Necesitas ayuda?

Envía tu consulta a nuestro equipo de expertos
Enviar consulta

Autor: Marc Ortiga

Fundador y miembro del consejo de bclever realty. Marc defiende que el futuro de los servicios inmobiliarios no pasa por conectar a las personas entre sí, sino por optimizar el resultado de sus operaciones.