Consejos para alquilar tu propiedad

¿Es legal cobrar los gastos de comunidad al inquilino?

Autor: Marc Ortiga

Alquila tu vivienda con la máxima seguridad

Mejora la rentabilidad, despreocúpate de la gestión y mantén el control
Contactar

Cuando te planteas alquilar tu vivienda, es normal que te preguntes si es legal cobrar los gastos de comunidad al inquilino. ¿Se puede hacer? Si es así, ¿cómo?

En este artículo analizamos qué dice la ley al respecto tanto para una vivienda de alquiler como para un local y qué puedes hacer dentro de la legalidad.

¿Qué son los gastos de comunidad?

Las viviendas pueden formar parte de una finca o terreno común, constituyendo así una comunidad de propietarios integrada por los titulares de los inmuebles.

De acuerdo con el artículo 9 de la Ley sobre Propiedad Horizontal (LPH), estos han de contribuir a los gastos generales destinados a su mantenimiento.

Los gastos de comunidad son determinados por la cuota de participación de cada vivienda, que depende, por ejemplo, de la superficie útil de tu inmueble.

Puedes consultar tu cuota en la escritura. Se expresa en forma de porcentaje, mostrando qué cantidad de los elementos comunes te corresponde.

Tipos de gastos de comunidad

Gastos de comunidad generales u ordinarios

Los gastos de comunidad generales u ordinarios son los relativos al funcionamiento básico de la comunidad, como los suministros o la limpieza de la escalera.

Estos gastos están recogidos en los presupuestos anuales y son aprobados en junta ordinaria, que está formada por los vecinos que integran la comunidad.

Gastos de comunidad extraordinarios

Los gastos de comunidad extraordinarios son los mismos que ocasionan derramas para responder a una necesidad puntual, como una reparación del ascensor.

Estos gastos no figuran en los presupuestos anuales debido a su carácter excepcional, pero deberán ser aprobados por los vecinos en una junta extraordinaria.

¿Es legal cobrar los gastos de comunidad al inquilino?

Sí, es legal cobrar los gastos de comunidad a tu inquilino. Para ello consultamos lo establecido por el artículo 20 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU):

Las partes podrán pactar que los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, tributos, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización y que correspondan a la vivienda arrendada o a sus accesorios, sean a cargo del arrendatario.

Artículo 20 de la LAU

Por lo tanto, puedes pactarlo con tu inquilino, de la misma manera que el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) si se señala en el contrato de alquiler.

No será suficiente, pues, con que se trate de un pacto verbal: ha de constar por escrito como una cláusula e indicarse la cantidad que deberá abonar el arrendatario.

En cualquier caso, la comunidad de propietarios te gravará a ti como propietario y tú se lo repercutirás a tu inquilino tal y como indica el contrato firmado por ambos.

Cómo cobrar la comunidad a tu inquilino

Cobrar los gastos generales u ordinarios de comunidad

Si has decidido repercutir la cuota de la comunidad, debes redactar y añadir una cláusula en el contrato de arrendamiento. Así lo establece la LAU:

Para su validez, este pacto deberá constar por escrito y determinar el importe anual de dichos gastos a la fecha del contrato.

Artículo 20.1 de la LAU

El texto legal menciona que ha de constar el importe anual de los gastos de comunidad, de lo contrario podría declararse la nulidad de la cláusula.

Cobrar los gastos de comunidad extraordinarios

Si volvemos a la LAU, el artículo 21 apunta que el arrendador o propietario está obligado a realizar las reparaciones necesarias para conservar la vivienda.

El arrendador está obligado a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido.

Artículo 21.1 de la LAU

De esta manera, a menos que se haya pactado que las derramas corresponderán al inquilino, es el propietario quien debe asumirlas según la normativa.

¿Quién paga la comunidad en el alquiler de un local?

En un local se aplica el mismo criterio que en una vivienda. Si no se ha pactado lo contrario por contrato, será el propietario quien pague la comunidad.

Puedes repercutirle la comunidad de propietarios y el IBI, mientras que la Tasa de basuras correrá de su cuenta en tanto que desempeña una actividad.

En conclusión: ¿puedo cobrar la comunidad?

Sí, puedes cobrar los gastos de comunidad a tu inquilino, ahora bien, es crucial que figure en el contrato de arrendamiento a fin de evitar problemas.

Este es uno de los temas que más dudas generan a los propietarios, de la misma manera que quien debería pagar los suministros durante el alquiler.

La conclusión es siempre la misma: el contrato ha de explicitarlo mediante cláusulas, de forma que en caso de incumplimiento puedas extinguirlo.

Si tienes dudas sobre cómo alquilar tu vivienda, contacta con nosotros para que te podamos ayudar y consigas la máxima renta por tu inmueble.

¿Necesitas ayuda?

Envía tu consulta a nuestro equipo de expertos
Enviar consulta

Autor: Marc Ortiga

Fundador y miembro del consejo de bclever realty. Marc defiende que el futuro de los servicios inmobiliarios no pasa por conectar a las personas entre sí, sino por optimizar el resultado de sus operaciones.