Consejos para alquilar tu propiedad

Alquilar piso amueblado o sin amueblar: ¿qué es mejor?

Autor: Marc Ortiga

Alquila tu vivienda con la máxima seguridad

Mejora la rentabilidad, despreocúpate de la gestión y mantén el control
Contactar

Como propietario, es normal que te preguntes qué es lo mejor a la hora de alquilar tu vivienda: ¿amueblar o no amueblar? ¿Qué dice la ley al respecto?

En este artículo, repasamos la legislación, exponemos las ventajas y desventajas de cada opción y, finalmente, te recomendamos la más adecuada.

¿Qué entendemos por piso amueblado?

Antes de sopesar las ventajas y desventajas, conviene esclarecer que un piso amueblado es aquel que tiene todo lo necesario para entrar a vivir.  

Un inmueble sin amueblar será aquel que carezca de la mayoría de estos elementos. Por ejemplo, carece de electrodomésticos o mesa de comedor con sillas.

¿Qué hay que dejar en un piso para alquilar?

No hay ninguna ley que establezca que debes dejar en un piso para alquilar. Se trata de una decisión estratégica cuya importancia dependerá del mercado.

Si son muchos los inmuebles de alquiler disponibles y la demanda es escasa, deberás pensar cómo hacer el tuyo más atractivo para que consiga destacar.

Un inmueble con mobiliario actual y un precio competitivo durará poco. Así nos lo ha demostrado nuestra experiencia después de alquilar más de 300 pisos.

En cualquier caso, si quieres amueblarlo, entonces has de pensar qué es lo mínimo que necesita una persona para entrar a vivir. Por ejemplo, puedes pensar en:

  • Electrodomésticos: nevera, vitrocerámica y lavadora
  • Comedor: mesa, sillas y un sofá
  • Habitación: armario, somier y mesita

Amueblar o no amueblar: ventajas y desventajas

Ventajas y desventajas de alquilar un piso amueblado

La ventaja de arrendar un piso amueblado es que la renta mensual es mayor. Eso sí, deberás considerar cómo afecta la compra a la rentabilidad de la inversión.

Es importante que los muebles se correspondan con la situación y calidad de la vivienda, de lo contrario comprometerán o tu tiempo o la rentabilidad.

Por ejemplo:

  • Si el mobiliario es de baja calidad, deberás invertir tiempo y dinero en arreglarlos. En este caso, se cumpla la regla: lo barato sale caro.

  • Si los muebles son de calidad superior, deberás pedir más renta mensual, disminuirá la rentabilidad, dificultando encontrar a un inquilino.

Sean mejores o peores, los muebles suponen una responsabilidad para los propietarios y, en consecuencia, un tiempo de gestión que podrían delegar en un asesor.

La otra ventaja está en el lado de tu arrendatario. Para él, un piso amueblado le permite entrar a vivir tan pronto cargue su ropa y enseres personales.

La rotación no ha de ser necesariamente mayor, sin embargo, es cierto que está menos comprometido y, por lo tanto, es más fácil que cambie de vivienda.

Ventajas y desventajas de alquilar un piso sin amueblar

La ventaja más obvia de arrendar sin amueblar es que tu inversión es menor, como también lo será el precio que estén dispuestos a pagar tus inquilinos.

Por lo general, quienes buscan un piso de estas características son menos, pero su compromiso mayor por el esfuerzo que requiere preparar el piso.

Ello incentiva a que se queden más tiempo y, por ende, menor será tu necesidad de contratar a una agencia inmobiliaria que encuentre a un inquilino.

Finalmente, si los muebles le pertenecen a él, también lo será la responsabilidad sobre ellos, conque el tiempo de gestión es menor en estas viviendas.

En conclusión: ¿qué se alquila más hoy en día?

Está bien que dediques tiempo a tomar una decisión, pero recuerda que la demanda de viviendas de alquiler sobrepasa con creces a la oferta disponible.

En España se ha producido una situación de escasez: son tan pocos los inmuebles que las personas están dispuestas a pagar más, incrementándose los precios.

Es muy fácil alquilar un inmueble a un precio competitivo, la dificultad está en encontrar a un inquilino solvente, de fácil trato y expectativas razonables.

Por esta razón, la decisión de amueblar será tan relevante como viviendas de alquiler haya, es decir, cuantas menos inmuebles haya, menos debe preocuparte.

Tu decisión afectará a la rotación de inquilinos. Un piso por amueblar requiere un compromiso y, por tanto, anima a cumplir la duración del contrato.

Si quieres salvaguardar la rentabilidad de tu vivienda, con nuestro servicio de alquiler te ayudamos a tomar la mejor decisión basándonos en nuestra experiencia.

¿Necesitas ayuda?

Envía tu consulta a nuestro equipo de expertos
Enviar consulta

Autor: Marc Ortiga

Fundador y miembro del consejo de bclever realty. Marc defiende que el futuro de los servicios inmobiliarios no pasa por conectar a las personas entre sí, sino por optimizar el resultado de sus operaciones.